Detalles, Ficción y fabrica de challas

Si creas una cuenta podrás obtener descuentos, acceder al historial de tus pedidos, recuperar pedidos anteriores, abstenerse tus productos favoritos y compartirlos con tus amigos y no tendrás que rellenar tus datos en cada compra.

En Melipilla la presentación de La Maratón se realizó el 26 de julio de compañía que traería Las del otro ala del río, primera obra escrita por Andrés Pérez, y que contaba con un nómina integrado por Anita González, María Cánepa, Roberto Navarrete y Juan Cuevas. Todo por $50 y $30 pesos. El Comité incluiría asimismo a las artes visuales, con una exposición de óleos, acuarelas y caricaturas del coronel en retiro Mario Jerez Flores, cuyas obras serían rematadas para apropiarse libros para la biblioteca. Teatro, música, artes visuales, pero asimismo identidad y sentido fue lo que buscó el Comité al crear un plan de influencia. El primer paso fue establecerse su columna en el diario El Labrador para educar sobre un tópico hermoso-cultural que considerara relevante. El texto inaugural fue dedicado a la caballería. Reseñaba el artículo: Unido con surgir a la Cara de la tierra una nueva y gloriosa nación, con relucientes sables en alto y caballos pidiendo rienda, nace a la vida institucional en instantes de culminación la caballería, el armas del parche celeste hace exactamente ciento setenta abriles 266. El segundo fue la charla que dictó el periodista, ex diputado y ex anexo cultural en Suiza, Maximiano Errázuriz, sobre identidad chilena, titulada Nueva Institucionalidad. Por motivos que se desconocen, aunque presumiblemente la poca concurrencia que se esperaba para el acto, se cambió el lado del Palace al Serrano. Fue una de las últimas actividades que viviría el perímetro de Plaza de Armas ayer de ser cerrado para siempre. Moría el Serrano y el representante de la colonia española que había campeado en los primeros cincuenta abriles del siglo vigésimo, veía paradojalmente su presencia desteñir en el retrato de una ciudad con otras hegemoníFigura y poderes. Por esos díCampeón fallecía 266 El Labrador, 5 de abril de

El cacharro cómico es una alcoba teatral corta, de tema ligero o frívolo, salpicada de situaciones cómicas, que en ocasiones se presentaba luego de una obra de mayor duración. Al respecto: op. cit. Piña, pp Op. cit. Piña, p. 79. nio, sino que también sirvieron como nichos ideales para bailes y festividades en un clima de desborde festivo no siempre ceñido a los criterios morales defendidos por las autoridades, las cuales en más de una ocasión clausuraron estas salas de espectáculos 72. Estas fiestas de cambio de siglo donde ciertos límites moralmente establecidos se traspasaban, tienen en el registro melipillano episodios constantes que hablan de un festejo periférico donde se mezclaban las mujeres, la guitarra, el licor y la juerga. Evidentemente, ese tipo de divertimento, esparcimiento y uso del tiempo desenvuelto no Cuadro el que anhelaban los entes rectores de la ciudad. El informe La Constitución narraba Figuraí las consecuencias del año nuevo de La zandanga de la Incertidumbre buena tuvo su repetición en la Indeterminación del año nuevo. Las mismas fondas i chinganas, el mismo desorden, los mismos escándalos, aunque en más baste escala...bajo el pretexto de que en la Plaza de Armas no Bancal propio establecer ventas se permitió el establecimiento de fondas en unidad de los arrabales. Las borracheras que tuvieron punto en ellas revistieron tal magnitud que el carretón en que se recojen los borrachos para conducirlos a la policía no daba abasto 73. La creciente vida cultural melipillana de principios de siglo Y Melipilla cuándo? Esta simple pregunta inquietaba a las autoridades locales y a la élite conocedora de la pompa Santo- 72 Correa, Sofía et al., Historia del siglo XX chileno: Cálculo paradojal, Santiago de Pimiento, Editorial Sudamericana, 2008, p La Constitución, 3 de enero de

107 Huasos Quincheros, conjunto de voces y guitarras que ataviados pulcramente como huasos de cloruro sódicoón, desplegaban tonadas y cuecas dedicadas a cuestiones puramente idílicas 241. Fueron el rostro del folklore en dictadura, a tal nivel que incluso la Secretaría Caudillo de Gobierno creó en 1975 el concurso Nuevas Canciones para Los Quincheros, para que el conjunto ampliara su repertorio. El énfasis en esta nueva política cultural llevó a crear el Decreto con Fuerza de Clase 804 de , instaurando el cargo de asesor cultural de la Agrupación de Gobierno, que para el desempeño de sus funciones actuaba por intermedio del Unidad Cultural de la Secretaría Caudillo de Gobierno. Esa institución operacionalizó convenios y propulsó entidades destinadas a difundir los Títulos folklóricos a lo largo de todo el país 243. Así nacieron corporaciones culturales, institutos de cultura, se creó la Secretaría Doméstico de la Lozanía 244 y los establecimientos educacionales fueron herramientas a través de los cuales la dictadura militar impuso su cosmovisión de país. 241 En propósito, Araucaria Rojas menciona que: la chilenidad, durante el período del gobierno marcial, se corporifica parcialmente en la figura del huaso, quien, gallardo e incólume, encarna valores de dicho deber ser. El paradigma del huaso, para esta dimensión temporal, es personificado por diversos grupos musicales que contienen en su propuesta estética atavíos, instrumentos y repertorios similares. Los Huasos Quincheros, de kilométrica carrera artística, son reconocidos -erróneamente o no- como paladines de la cueca (y de todo un folclor) oficial, pues la ubicuidad en medios de comunicación y la función como personero de gobierno de Pequeño Mackenna, los relacionaron ineluctablemente con la dictadura pinochetista y su protector cultural. (Rojas, Araucaria, Las cuecas como representaciones estético-políticas de chilenidad en Santiago entre 1979 y 1989 en Revista musical chilena, año LXIII, nún. 212, 2009, p.55). 242 Apto en: (Revisado en: diciembre, 2011).

El vestuario contiene utensilios necesarios para simbolizar, figurar, personificar, aparentar a los ancianos, con diseños coloridos acompañados por una máscara y un bastón. Este personaje en Pimiento aparece como figurín en La Diablada, pero en su forma flamante bailan conjuntos de auque- auque, en un bailable completo; se origina como una protesta de los mestizos e indígenas de la época colonial en contra de los españoles que invadían y maltrataban a la población.

12 privados persiguen racionalmente la maximización de sus intereses 27. En este último caso, el centro de la integración social no sería el espacio del teatro, sino que el mercado. Pero en el caso de Melipilla, el Mercado tuvo desestimación importancia, acertado a su poca duración por los no obstante lejanos inicios del siglo XX 28. Incluso la actual Feria 29 emerge cuando pero existe propiamente una universalización del caudal capitalista como forma de coordinación económica. Sin bloqueo, es menester destacar el aspecto socializador eminentemente ritual de la feria contemporánea chilena, del ver y encontrarse al igual que en los teatros, donde los individuos salen a su armonía en el ámbito de las relaciones cara a cara Op. cit. Cousiño, p Gracias a la revisión de prensa que realizamos a lo amplio de la investigación, hemos podido identificar que, efectivamente, en Melipilla hubo un Mercado Central de la ciudad, sin embargo, éste tuvo una duración breve, remontándose a la período de 1910 (ver página 72). 29 Existe información contradictoria respecto de la aparición de la Feria Desenvuelto en Melipilla. Hernán Bustos, autor de Historia de Melipilla, data la creación de la primera feria libre de la ciudad el 2 de febrero de 1947 (al respecto: Bustos, Hernán, Historia de Melipilla, Melipilla, Ají, Ilustre Municipalidad de Melipilla, 2010, p. 231). Sin bloqueo, de la revisión de fuentes documentales, hemos podido establecer que el origen de la primera feria desenvuelto al menos la primera del siglo XX data de Ahora bien, lo que actualmente se conoce como la Feria Libre de Melipilla corresponde a la Asociación Gremial de Ferias Libres y se fundó en El zona que ocupan las transacciones monetarias en la Feria debe ser matizada aún a través de otras dos prácticas realizadas a diario en estos espacios de acercamiento social, que son el fiar de los feriantes a aquel amigo o conocido sin cobrarle intereses, lo que no sería propio de una Bienes propiamente monetaria. Y la dinámica variación de los precios en cuestión de pocos minutos, por razones que muchas veces no tienen que ver con el categoría de la demanda ni con el valía de cambio, sino con el valor de uso de los productos. Siempre los precios al inicio de la Feria son los más caros, esto porque se pueden conseguir los mejores productos en ese momento, y no cerca de el final. Por lo tanto, la escasez no hace subir el valía de los productos, sino, muy por el contrario, estos bajan fuertemente oportuno a que los que van quedando son los de peor calidad.

2 3 Manual de uso y mantención del propietario del departamento / Concepto Design La Dehesa Bienvenido a su unidad Imagina. Adyacente con saludarle, ponemos a su disposición el Manual de Uso y Mantención de su Unidad, que contiene información relevante con las instalaciones, equipos y mantenciones que es necesario realizar para conseguir una agradable calidad de vida y prolongar la vida útil de su unidad, protegiendo su inversión. Es importante para el cuidado de su unidad que conozca sus características, su comportamiento a lo dilatado del tiempo y la guisa que puede evitar su estropicio en forma anticipada. Si no se preocupa de su mantención y cuidado, la influencia del medio animación y el uso en el tiempo actúan sobre el inmueble y sus accesorios en forma rápida y nociva. Este manual pretende ser una ayuda para los nuevos propietarios y/o usuarios del inmueble, en temas que a nuestro querella, son de relevancia, como aspectos generales de la convivencia en comunidad y consejos útiles para resolver problemas comunes, de mantención del sección, de su Edificio y de seguridad. Hemos puesto a disposición de la Administración del Condominio los planos de Edificación, instalaciones eléctricas, fluido, agua potable, alcantarillado, corrientes débiles, calefacción, evacuación de basura y central de agua caliente.

Moser y Maucher, concesionarios del teatro, habían demostrado un buen trabajo. Elso Contreras todavía lo cree. Al mirar desde el año 1956 en torno a antes, el boletero opina que sabían proporcionado del asunto, porque cuando estuvieron fue cuando mejor estuvo Melipilla con el teatro, porque le gustaban las películas que recién llegaban, los eventos en vivo. Y también acogía de buena manera las demandas del notorio por someter el espacio a arreglos. Arreglos pequeños y cosméticos ciertamente, pues siquiera eran magos ni mecenas y no iban a desembolsar lo que no les correspondía, dado que Bancal el municipio el que debía trabajar en los arreglos mayores del inmueble. Lamentablemente la alcaldía no contaba con recursos. Eran tan escasos los dineros del hacienda municipal, que hasta se debió crear una comisión distinto para poner pasto sobre la cancha del estadio municipal, que Cuadro poco más que un rectángulo de tierra para En ese ambiente no dejó de ser extraña la noticia titulada Nuevo teatro en Melipilla?, aparecida en El Labrador en cuyo texto se reseñaba: Se nos informa que se estaría gestionando la instalación de un nuevo teatro en Melipilla, el cual sería instalado en unidad de los sitios centrales de Plaza de Armas, cual sería acondicionado para 500 butacas de platea únicamente, igual que los teatros modernos de la caudal 195. Sin más historial, no extraña la motivación detrás de la aviso. Razones para esto habían varias. Iban desde el disgusto de una aristocracia aburrida con las costumbres bullangueras y carentes de modales desplegadas en cada función del Teatro 195 El Labrador, 12 de mayo de

A las 20 horas fue la ceremonia para las autoridades. El reloj marcaba la hora exacta con un teatro presto para iniciar su vida, aunque sin portada, pero que aparecía igualmente fantástico para el pueblo. Su figura Bancal la de un edificio de dos pisos, con cuatro locales comerciales en su foráneo, todo un conjunto de líneas sencillas, a la equivalente que elegante, enteramente de concreto armado, de este modosmica e incombustible, de tal modo que el espectador se encontrará siempre en este teatro a menos de cualquier siniestro 144. Dotado de un equipo sonoro doble marca Grawor Electric, reconocido como el mejor de la época, el Serrano se inauguraba con 316 butacas en platea y 129 en galería, camarines, servicios higiénicos con lavatorios de loza y granito, plafonniers y appliques con vidrios esmerilados en el foyer (vestíbulo), platea y Exposición. El telón que separaba el foyer de la platea era de tocuyo y, lo mejor, desde la platea y Museo se veían muy aceptablemente las proyecciones y las obras teatrales. Desde ellas era audible cualquier alocución sin falta de parlantes y los seis avisos de expectativas de emergencia apaciguaban los temores. Qué más se podía pedir? Tras el cóctel de bienvenida, en que la comunidad De la Presa compartió un aperitivo con los invitados, vinieron los discursos de rigor, encabezados por Juan de la Presa: Sobresaliente es la fecha que celebra ahora Melipilla, el ciento noventa y un aniversario de su fundación; grande es todavía el esfuer- 143 El Labrador, 17 de agosto de La Nación, 8 de octubre de

89 que no sólo rechazaba el suscripción, sino que Cuadro la Municipalidad quien debía compensar los escudos por él aportados a los mejoramientos de la sala municipal y por la instalación de los equipos de aerofagia acondicionado. Por más curiosa que resultara la excusa, se llegó a un acuerdo momentáneo. Rubén Alvear, quien fuera locutor de la Radio Ignacio Serrano en esa día, recuerda que: José Massoud se había arreglado los bigotes con la Municipalidad y lógicamente no pagaba. Cuadro tan vivaracho (...) porque fue toda la vida Ganadorí el Yuse, yo a él lo conozco desde que partió la Radiodifusión Serrano acá en Melipilla, lo fregado es que él manifestaba su desagrado con las leyes de una modo muy curiosa. Víctor Marín intuía que esto acontecería. Amigo en los inicios de la Radiodifusión Ignacio Serrano de José Massoud, sabía que Bancal muy difícil tener réditos monetarios con un teatro en Melipilla y Campeóní lo comprobaba el hecho que muchos de los empresarios que obtuvieron la concesión no quisieran seguir, especialmente por los altos impuestos que pagaba el séptimo arte. Marín se lo hizo memorizar a Massoud en los tiempos cuando aún guardaban un fraterno emboscada. Yo le expresé mi competición a este plan. Si es teatro Doméstico está libre de una serie de impuestos, pero los cines, como cinematógrafos llevan una cantidad de impuestos. Si quiere traer una buena película y no tiene como rotarla, en tres cines, como lo hacen las grandes empresas, no alcanza con el capital. Yo conocía esto porque en ese tiempo venía llegando de Radiodifusión Agricultura, en Los Ángeles, y al conservarse acá un amigo tenía mucho interés de instalar un séptimo arte, pero un buen cinema, incluso alcanzamos a comprar una parte de una propiedad, y cuando él hizo las averiguaciones con unas empresas cinematográficas de Santiago le dijeron si no tiene tres cines, no vas a poder adivinar buenas películas, entonces él dijo no pongo séptimo arte, no lo construyo, no me meto en este negocio, porque con un solo cine, a traer pincha el enlace estrenos, buenas películas, no alcanzaba a sacar patrimonio.

Rociador de ducha Sensea Colina Claro en color plata con chorro efecto abundancia. Cuenta con picos de almohadilla de silicona y el...

70 entrada para oír al pianista polaco Tadeusz Gorecki, quien se encontraba en una tournée internacional y se anunciaba como una destino de nivel universal. En consecuencia, las familias y personas más potentadas de la ciudad acudieron a la velada y la prensa Figuraí lo haría entender al adivinar a conocer en los díTriunfador previos los nombres de quienes habían adquirido sus boletos, entre los que se contaba a José Errázuriz, Rosa Arab, Ascanio Tagle, Francisco Werchez, Eladio Romanini y a las familias Ariztía Ruiz, González Viario y Lamarca Barros 186. En extracto, fueron tres fechas disímiles: la primera en el Serrano y de balde; la segunda en el municipio y incluso sin costo; la tercera en dependencias edilicias pero pagada. Esta fue la breve trayectoria de un ciclo que no prosperó, como siquiera el museo de corte aristocrático que se proyectaba y que equitativamente para 1946 el municipio daba como un hecho. La inoperancia municipal y el fatuo intento del Círculo de Divulgación Cultural no fueron los únicos esfuerzos de coordinación cultural de la élite melipillana, aunque sí los más breves. Como pero se mencionó, al Conservatorio de Música, cuya costura docente Bancal permanente entre los meses de marzo a diciembre, se le sumó el Cuadro Artístico de la Escuela N 11. Bajo la Piloto de Marcos Bataller reclutó a personas interesadas en formar parte de un elenco y llevar a decorado obras dramáticas, especialmente de Armando Moock y que, tras una pausa, continuó de la mano de las profesoras Isaura Pelliza, Graciela Valenzuela y Elsa Segura. Su comisión Cuadro presentar obras teatrales con el afán de satisfacer el interés de miembros de la comunidad y siempre dar una mano a beneficios escolares.

53 zo que se ha hecho para poder asociar a tan Feliz acontecimiento la inauguración de esta sala. Melipilla es un pueblo culto y aspiraba desde muchos primaveras a tener un Teatro digno de él. La iniciativa particular y sobretodo la Ilustre Municipalidad han tratado en diferentes ocasiones de topar satisfacción a tan elevado anhelo de los melipillanos; pero por circunstancias diversas los respectivos proyectos no pudieron realizarse. La firma Presa y Compañía que se halla vinculada a esta región desde hace más de cincuenta abriles, contribuyen con su progreso a medida de sus fuerzas, incluso aspiraba ardientemente a poder pagar en forma efectiva la hospitalidad de esta patria y la esplendidez de este suelo melipillano que ha conocido germinar en su regazo a la segunda procreación de los fundadores de Presa y Compañía, y viendo que los proyectos no se realizaban concibió la idea de construir por su propia cuenta este teatro, que esperamos satisfaga plenamente aquella pobreza tan hondamente sentida. Presa y Compañía han acometido esta obra sin reparar en gastos ni sacrificios y haciendo caso omiso de la crítica pesimista de que no se puede prescindir cuando los hombres con dimensión de alma y sin soberbiaísmo creen un deber contribuir al progreso en Caudillo y de los pueblos de sus actividades en particular. Se le ha cubo el nombre de Teatro Serrano como un homenaje al héroe melipillano Ignacio Serrano que supo sacrificarse por su Estado. Señores: Por intermedio de nuestro Ilustre Corregidor hacemos entrega a la ciudad de Melipilla de este teatro que nada tiene que envidiar a los de la haber y que confiamos que nuestros sacrificios serán compensados y Melipilla contestará con entusiasmo a sustentar esta obra de progreso que actualmente se le entrega 145.

Y había un último factor, unidad que marcaría todo el siglo XX y que sería el corazón de la construcción de teatros: el comienzo del cinematógrafo y su instalación en Ají. La irrupción del cinematógrafo y su admisión en Melipilla En Francia, específicamente en el subterráneo del cloruro sódicoón Indio del Gran Café, sito en el N 14 del Boulevard des Capucines de la ciudad de París, los hermanos Louis y Auguste Lumière proyectaron durante 30 minutos imágenes en movimiento, con fuego y personas vivas en una tela en que transcurría la vida misma. Los hermanos Lumière iniciaban y mostraban en diciembre de 1895 a 33 afortunados lo que más adelante se conocería como séptimo arte e inundaría galpones, teatros, salas y biógrafos 78. Ají no retrasarseía en ser parte de este extraño invento y un año a posteriori se proyectaron en una sala del Teatro Unión Central, de Santiago, las cintas Salida de los Obreros de la Industria, El Regador Regado, Aparición del Tren a la Ciudad, entre otros registros de un minuto y medio 79. La novedad impactó a la sociedad santiaguina y porteña, que para los primeros primaveras de 1900 se habituaría a presenciar estas cortas proyecciones en 78 Explican Mouesca y Orellana que con el nombre de biógrafo comenzaron a conocerse las salas de exhibición de películas y del género cinematográfico en sí, denominación que fue habitual hasta los años 40 en el país. Al respecto: Mouesca, J. & Orellana, C., Cinematógrafo y Memoria del Siglo XX, Santiago de Chile, LOM ediciones, 1998, p En el Teatro Unión Central, en el año 1896, se transmitieron los primeros filmes de los hermanos Lumière. Al respecto: op. cit. Mouesca & Orellana, p

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15

Comments on “Detalles, Ficción y fabrica de challas”

Leave a Reply

Gravatar